El Dragón y la Rosa – El Espejo de la Vida – Madre María 

The Dragon and the Rose channeling by Jamye Price

Esta canalización resultó a partir de una experiencia curiosa. Fue en un tiempo en el que estaba ocupada escribiendo mucho, así que la mayor parte del tiempo estaba sentada en mi sofa. Un día yo estaba afuera (uno de los raros momentos en que no estaba sentada en el sofa) cuando escuché un gran ruido. El espejo encima de mi sofa se había resquebrajado en forma de una flama, lo cual me pareció ser tan sólo una bonita coincidencia de cómo se podía resquebrajar de manera natural un espejo.  

Averigué sobre el arreglo de este espejp que yo tenía desde hace poco más de un año, y me dijeron que sería más barato comprar uno nuevo; así que lo llevé de regreso a la tienda donde lo había comprado. El amable señor en la tienda simplemente lo reemplazó, ya que tenía tan sólo uno restante. Al cabo de una semana, cuando regresé a casa, estaba en otro cuarto cuando oí un gran ruido de algo que se estaba resquebrajando. Mi espejo se había resquebrajado de nuevo. ¡Esta grieta se asemejaba a una rosa! La coincidencia de 2 esoejos resquebrajándose, especialmente durante los raros tiempos en que no estaba sentada en el sofa debajo del espejo era demasiado. Finalmente me senté a preguntar el por qué de esto, y recibí la canalización siguiente. Todavía tengo el espejo con una grieta en forma de una rosa. ¿Por qué, se preguntarían ustedes, no vino la energía simplemente para ser canalizada? Eso es algo que puede suceder. Porque ahora tengo una maravillosa historia sobre un espejo para recordarme de la forma como la vida trabaja específicamente con nosotros, cómo la sincronicidad es una gran parte de lo que estamos experimentando!  Se me recuerda de cuán mágica puede ser la vida y de cómo las inconveniencias conducen a interacciones que dan significado y brillantez a la vida. ¡Qué reflejo es la Vida

Y cualquier reflejo en el espejo les va a mostrar una semejanza por medio de lo opuesto.  

El reflejo es meramente una clave, en vez de una definición, pues la ilusión no es simplemente para ser vista sino para ser interpretada (percepción interna). Así es como funciona el espejo. Cuando se ven a sí mismos en el espejo ustedes accesan su mundo interior de la percepción de su yo. ¿Es ése un momento de aprobación o de desaprobación? Las opiniones de otros pudieran colorear la percepción interna, pero en verdad sólo si ustedes permiten o aceptan la voluntad de otros como eso determina su influencia.

Cuando uno interactúa compasivamente consigo mismo y con otros la influencia no los agarra ni limita la percepción de lo correcto o equivocado, lo bueno o lo malo; la compasión permite el flujo interior para que la interacción con otros nutra sin erosionar una base saludable que nutrirá más a la vida.  

Así es como operan las relaciones, las relaciones no sólo con otras personas, sino con los animales, las plantas, las elecciones, la Tierra, el clima, los retos. Se les está llamando a percibir la semejanza y la diferencia, y a elegir su enfoque. La sabiduría y la compasión eligen enfocarse en lo que sirve mejor al nutrimiento emocional de todos.  

De ese modo una decisión que sacrifica al yo a favor de otra persona no ha sido percibida a través del reflejo que parte de una perspectiva que sirve a todos. El sacrificio es una palabra que ha sido mitigada con el transcurso de los años a medida que la humanidad llegó a creer que Dios necesita y recompensa los sacrificios. ¿Acaso no ha beneficiado esto a quienes están a su alrededor buscando que ustedes trabajen para que ellos mismos resulten beneficiados? ¿Acaso sirve esto al crecimiento interno de todos los involucrados? 

ESTE REFLEJO NO LES ANUNCIARÁ LA HISTORIA COMPLETA; SON USTEDES
QUIENES TIENEN QUE PERCIBIR INTERIORMENTE.  

Su labor es ver la perspectiva total. Ver la semejanza, ver lo opuesto, ver la verdad no expresada, ver el ahora, ver el futuro. Ėste es el trabajo interno requerido por la sabiduría, facilitado por la compasión. 

El sacrificio ha sido confundido con el dar. Quienes dicen que es mejor dar que recibir ven tan sólo parte del panorama. Es lo mismo con el entendimiento erróneo del sacrificio. Cuando dan o reciben ustedes son quienes eligen, pues la elección pesa a cada momento. Es una elección que permite el Amor. La fuerza restringe el Flujo del Amor. Por lo tanto, lo que es una ‘fuerza’ (lo que es forzado) en su vida puede ser transmutado eligiendo perdonar — para permitir el Amor. En este sentido, sí, es mejor dar (perdón), pero ¿ven lo que reciben a cambio? Ustedes reciben la libertad, invisible a nivel de la forma, pero como un Flujo continuo pues la naturaleza del Amor es Fluir.

Según la ‘verdad’ del adagio: ‘es mejor dar que recibir,’ uno sería un egoísta por recibir la libertad del perdón. Pero no sólo es igualmente bueno dar que recibir, sino que ambos son vitales para el flujo de la vida. El sabio ve más allá de la imagen presentada del dar y recibir, y percibe la intención interna no expresada. 

Sabiduría y Compasión

La sabiduría es una extensión del conocimiento que condensa cada momento en un festín infinito que sostiene un crecimiento y disfrute saludables. La sabiduría alimenta un momento sin pensar en el futuro. ¿Cómo podría mejorarse el sabor en este momento de ahora sobre el que se basarán generaciones de disfrute y mejoras? No con el sabor equivocado del pasado; hay una perfección en lo que es ahora, meramente porque es. Sin preocupaciones ni sacrificio para el futuro, pues el futuro es más que capaz y aprecia el pasado y el ahora por haberle dado nacimiento.  

La sabiduría implica una atención a todo, pero la información fluye a través de la gracia de la compasión. La compasión es la que abre la perspectiva a una que beneficia y ve el progreso como algo natural. La compasión es lo que impulsa a la sabiduría a ver más allá del momento y la totalidad, apreciando el reflejo total, no sólo una imperfección en el momento. La compasión permite hacer una elección a partir de la libertad de la neutralidad, y la sabiduría construye la base que va a ser un sostén en el tiempo venidero. Un momento pasajero con una importante pista. 

La Rosa

Compasión, La Rosa no es condescendiente. Su vulnerabilidad es muy obvia pues depende de otros para que le proporcionen su nutrición necesaria ya que no tiene la habilidad para caminar, para proporcionarse agua, para construir un cobijo que la proteja contra las inclemencias del clima, o para escapar de un predator. Y no obstante, si uno agarra su tallo sin la precaución debida será pinchado por las espinas de la lección. Su fragancia es ofrecida gratuitamente a cualquiera que se detenga a oler su perfume, sus tiernos pétalos acurrucados espléndidamente para que cualquiera que elija detenerse a contemplar los disfrute. No importa si la mirada es profanada por los celos, la codicia, o sea inocente.  

La compasión conoce el perdón, y sin embargp mantiene una seguridad personal por encima de todo lo demás. Su belleza no está oculta, pero si la agarras serás pinchado.

ĖSTA ES LA SABIDURÍA DE LA COMPASIÓN Y LA COMPASIÓN DE LA
SABIDURÍA. 

Hay un compartir donde la Rosa no retendrá, pues el compartir nutre su propia vida – es el hermoso y delicado obsequio del placer que ella es en la vida. Es el precio de la atención para nutrir a otro y la recompensa por la paciencia para esperar a la temporada del florecimiento. Estos no son necesariamente atributos del sacrificio, ¿por qué trabajar duro para la Rosa? ¿acaso no les debe ofrecer ella su fragancia, su florecimiento, complacerlos? Entonces, ¿cómo determinan si el trabajo de darle agua y aguardar ha valido la pena de recibir la fragancia pasajera o el florecimiento transitorio? Ėste es el sacrificio de un mártir, y no le sirve a nadie. El Flujo del compartir, aunque invisible, es atenuado. 

El Dragón

Qué opuesto es el Dragón a la Rosa. Es un animal, no una planta; es inteligente, no aburrido; móvil, no estacionario; de todo el año, no de temporada; libre, no atado; poderoso, no vulnerable. Es una criatura de leyenda actualmente, pero era Real. El dragón sigue viviendo, pues no hay vida que la voluntad de la humanidad pueda terminar; la extinción en la Tierra sucede solamente por voluntad de Dios – lo cual significa la cocreación entre el animal y Dios, pues ellos no están separados. Dios no dictamina ni consiente totalmente, pues ése es el obsequio de la Vida misma. La Fuerza de la voluntad resulta en un desequilibrio. Dios reside en lo invisible pues lo invisible está en todos lados, en aquello que está contenido en la forma y aquello que es diminuto, más allá del reconocimiento de la vista – aquello que no tiene forma. Por consiguiente, lo invisible es lo que sostiene el acuerdo y lo invisible contiene el tiempo. 

Círculo Completo

No hay forma que no haya elegido y entendido el marco de tiempo de la elección, incorporándose a la forma para hacer desplegar esa elección. La elección, a partir de lo que no tiene forma, no está atada al marco de la mente que limita. Ella sabe Todo, y dentro de ese Saber yace el entendimiento del beneficio de la elección, aún cuando para otras perspectivas esa elección aparente ser incorrecta o dañina. Lo que pudiera dañar a uno, tal vez lo aleje. Al hacerlo encuentra una nueva senda, una nueva dirección, una nueva libertad, un nuevo coraje, una nueva elección.  ¿Acaso no les enseñó esto la Rosa?  

Lo que pudiera dañar a otro y alejarlo no es un opuesto; es el reflejo de lo mismo. Pues a quien dañan con compasión (límites saludables) ustedes los hacen voltearse hacia su libertad, y eso se ve reflejado de regreso a ustedes. La sabiduría ve el beneficio, el bien mayor que vive dentro del reino del libre albedrío y la elección (lo invisible/Dios), y la elección para interactuar con la energía del “daño” se hace con compasión, sabia y justamente. El recibir un daño es entonces para quien es lo suficientemente sabio para ver el obsequio en él y voltearse hacia la libertad en la gracia.  

Conversamente, alguien a quien ustedes dañan con malicia para sentirse orgullosos o por avaricia por un momento también se ve reflejado de regreso a ustedes. Por consiguiente, nosotros vemos por qué los ciegos dicen que es mejor dar que recibir. Porque quizá, si es una interacción, ustedes no notarán el resultado inmediato, pero el espejo no miente, sino que refleja meramente aquello que está frente a él y la luz vendrá a tiempo para llevarlos a lo que es semejante a ustedes. Esto no es retribución, sino el modo de la vida. Dentro de la separación debe haber una autonomía y dentro de la integridad debe haber un compartir. La Vida es ambos. 

El Dragón aparenta estar tan poco relacionado con la Rosa que si siquiera se pueden comparar; pero Toda Vida es comparable para quienes perciben lo que está en su interior, más allá del mero reflejo. El dragón es quien representa la forma animal que controlaba el poder del fuego. El fuego es un poderoso medio de alquimia porque transmuta consumiendo.

EL CONSUMO ES UN CAMBIO RÁPIDO.

Podrían considerarlo como un poder/dominio sobre el tiempo, ¿de acuerdo? El Dragón comprendió su poder y era muy cuidadoso con su habilidad, pues el fuego puede ayudar o dañar, y la compasión es lo que daña para el mejoramiento de Todo. Por lo tanto, ustedes tienen que dañar a un dragón para recibir el dolor de su fuego. Esto es un aprendizaje compasivo pues cuando es aprendido uno entiende que debe respetar a otros, y eso sirve para el bien mayor. En realidad, los dragones eran tan dulces como la Rosa, si no por su olor entonces por su carácter. El Verdadero Poder de los Dragones no yacía en el fuego. El fuego era tan sólo lo que el ciego podía ver. Los dragones entendían sobre el éter, el quinto elemento, ese elemento invisible por naturaleza que elude en su mayoría a la humanidad, inclusive hoy en día. 

La confusión para quien no ve es que la conquista es beneficiosa. 

La confusión para quien no ve es que la conquista es un deporte. 

La confusión para quien no ve es que la conquista daña solamente a la víctima. 

La confusión para quien no ve es que la conquista es una prueba del Poder. 

La confusión para quien no ve es que la conquista puede ser contenida. 

Tal vez encuentren agentes químicos que operan como opera el fuego, pero el fuego es un elemento base de la Vida, y por lo tanto tiene una implicación más allá de la forma. Es decir, que no está limitado por su forma pues ésa es una función. La tierra no es solamente minerales, es sólida, un amalgama en una forma. El agua no es solamente un líquido, es Profundidad, información en la expresión. El viento no es sólo un respiro; es un Dador de Vida/un Animador/un Movimiento, una expresión en el tiempo. El fuego no es sólo calor, es una Renovación. El éter no sólo une, es la Unificación, la forma en la totalidad. 

Miren, entonces  ¿cómo es posible que El Dragón y La Rosa sean Uno? Diferentes en la forma, pero forjados en el mismo fuego de la Vida. Ambos maestros sabios y compasivos, uno silencioso, el otro silenciado, pero efectivo para quienes ven más allá del mero reflejo de la forma y buscan el flujo unificador del Amor. ¿Es ésta su temporada para florecer? ¿es éste un momento de su sabiduría? ¿dan ustedes a fin de recibir la admiración de Dios, o perdonan a fin de permitir que el Amor de Dios Fluya Libremente?

Sean como La Rosa, emitiendo la fragrancia de la Dulce Vida libremente, bellamente, ante la Magnífica Creación, y estando dispuestos a espinarse con sabiduría y compasión de que Toda Vida aprende a respetar a partir de una fortaleza silenciosa. Sean como El Dragón, libre con la tierra, el viento, el agua, y el fuego, tan compasivamente conscientes del Verdadero Poder del Amor que perdonarían a la humanidad en su llamado a su propia libertad para elegir. 

Ese Amor es el éter que une a toda vida, pues el Dragón sabe que no está separado de la humanidad, pero el estar dispuesto a separarse en dimensión es la elección que sirve al bien mayor. El Dragón no huyó, así que no lo confundan con que la Ascensión fue la recompensa de la liberación de toda la negatividad de la humanidad. Ėl se sacrificó en el verdadero sentido de la palabra. Eligió la compasión tan osadamente que la vida en la Tierra era menos importante que el Flujo de la Vida a través del Tiempo. Sólo los sabios lo ven. Eso es revelado sólo interiormente. No tiene relevancia alguna con el Amor de Dios. No tiene relevancia alguna con la valía del Ser. No puede ser fingido, regateado o trocado, dado parcialmente, ni dado a fin de recibir. Pero recibirán, pues ésa es la naturaleza del perdón, Es la naturaleya de la Vida.

Derecho de Autor © 2005-2018 | Crystalline Soul Healing

https://jamyeprice.com/the-dragon-and-the-rose-the-mirror-of-life-mother-mary/?utm_source=Crystalline+Soul+Healing&utm_campaign=df15dc4164-EMAIL_CAMPAIGN_2018_08_16_11_22&utm_medium=email&utm_term=0_b2a2fec1bc-df15dc4164-414455901&mc_cid=df15dc4164&mc_eid=91f1783291

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here