El Grupo Arcturiano, canalizado por Marilyn Raffaele,

20 de Mayo, 2018 en http://www.onenessofall.com/newest.html

Queridos lectores, venimos con amor y con continuo respeto por el trabajo que estáis haciendo tanto a nivel interior como exterior frente al caos, la confusión y la ira que se manifiesta a vuestro alrededor. Los tiempos presentes están trayendo un cambio que está dando poder a los que no les gusta, o que quieren cambiarlo para arraigarse firmemente a lo que les es familiar y miran con nostalgia a “los viejos buenos tiempos”.

En la actualidad hay gran cantidad de películas, libros y programas de TV creados alrededor de ideas relativas a esos “buenos tiempos”. Esto es porque muchos están confusos por la intensidad de lo que está sucediendo por todo el mundo y llegan a creer que los tiempos de antes eran mejores, más pacíficos, y que no existían los problemas que ven hoy día.

El pasado siempre les parecerá mejor a algunos porque los humanos tienden a olvidar lo malo y a idealizar lo bueno. Sin embargo, bajo esos tiempos aparentemente despreocupados se cocinaban los mismos problemas que hoy, bien vivos, pero sin su reconocimiento por lo que era una mayoría dormida. Analizad el estado de la igualdad de la mujer, el prejuicio racial, y el belicismo de los “viejos buenos tiempos”, y rápidamente entenderéis la naturaleza ilusoria de la nostalgia y que en gran medida es ignorancia aceptada como realidad.

Las energías de Luz de alta frecuencia que ahora están fluyendo sobre la Tierra mientras se despliega la evolución están sirviendo para exponer mucho que hasta ahora había estado oculto. Mantener a la gente en la ignorancia siempre es posible cuando el poder personal es libremente entregado a otros, a los gobiernos, expertos, familia y amigos, o a religiones organizadas, con la creencia de que esos otros saben lo que es correcto para ellos y que nunca les decepcionarán. Esto está cambiando rápidamente a medida que más individuos abren sus ojos, reclaman su poder personal, y comienzan a tomar sus propias decisiones.

En estos tiempos todo estudiante de la verdad necesita examinar los conceptos mundanos de pérdida vs ganancia, conceptos que reflejan perfectamente la dualidad. La energía tridimensional, siendo una energía de tiempo y espacio, dualidad y separación, siempre se expresa como pares de opuestos para cualquiera que esté viviendo plenamente una consciencia tridimensional. Las manifestaciones de pérdida y ganancia aparecen a todos los niveles (físico, emocional, mental y espiritual) y se aceptan como lo normal.

En su intento de obtener más ganancia y menos pérdida de acuerdo con los estándares de los días presentes, el sistema de creencias tridimensional mantiene conceptos específicos relativos a las ganancias por las que una persona debe luchar. El estado no-despierto de consciencia ha aceptado estos conceptos como verdad y lucha por obtenerlos.

Físicamente, muchos hombres y mujeres luchan intensamente por obtener (ganar) un cuerpo “perfecto” según los estándares de la TV, el cine, la publicidad, y la industria de la moda. Se cree que teniendo un cuerpo así llamado perfecto se consigue aceptación, amor y admiración, haciendo a la persona superior a los demás. Los que están satisfechos con un cuerpo normal o incluso con uno “no tan perfecto” son automáticamente relegados al lado “perdedor” de la escala.

El intenso enfoque en la perfección física a cualquier coste ha resultado en desordenes de alimentación, depresión, falta de propósito, suicidios, auto-aversión, falta de confianza, y mala salud para muchos que aún aceptan los falsos conceptos de quién y qué son, y que aún no saben que ellos son consciencia y no solo cuerpos físicos.

Emocionalmente, muchos luchan por obtener una estabilidad emocional perfecta tal y como la definen los “expertos”, quienes a menudo cambian de idea de un día para otro. El deseo de obtener algún concepto de perfección emocional y eliminar las emociones indeseables ocasiona que muchos simplemente entierren las emociones indeseadas con la falsa creencia de que ya se han ido.

Si experimentáis alguna emoción que no os gusta, simplemente dejad de juzgarla como buena o mala, pero amaros y respetaros a vosotros mismos con el entendimiento de que simplemente es parte de lo que sois en estos tiempos mientras os preguntáis a vosotros mismos: “¿Es esta emoción una limpieza de vieja energía o representa algo que aún mantengo en mi sistema de creencias? ¿Qué creo que me está haciendo sentir así?”. Sabed que nada es bueno o malo, son solo los conceptos aceptados por uno sobre algo los que determinan lo bueno o lo malo.

A menudo, los que luchan por obtener algún concepto de perfección emocional giran hacia las drogas legales o ilegales que parecen hacer las cosas mejores, pero que en realidad sirven para enmascarar las mismas emociones que necesitan ser atendidas. Las drogas bloquean el progreso espiritual. En algún punto, quizás incluso en una vida futura, todo individuo debe comenzar a aceptar, a entender y a sanar el cuerpo emocional con auto-amor en lugar de con auto-aversión.

Muchas emociones negativas tienen que ver con la memoria celular y con vidas pasadas, que es por lo que puede parecer que ahora están viniendo emociones no deseadas o que han estado con vosotros toda vuestra vida. Ahora podéis daros cuenta de que esas emociones sirvieron una vez a su propósito pero que ya no son necesarias. Amadlas, dad las gracias a esas partes de vosotros mismos por el servicio que os puedan haber proporcionado en otras vidas, y dejad que se vayan.

La ganancia a nivel mental para algunos (no para todos) está frecuentemente relacionada con la obtención de tanto conocimiento intelectual como sea posible para que les proporcione un sentido de merecimiento y de valor. Todos conocéis a gente que reclama su destreza intelectual en cualquier tema a cualquiera que les escuche, con la creencia de que eso les hace superiores a los demás.

El intenso impulso que muchos tienen por obtener aún más riqueza y bienes materiales, incluso aunque no los necesiten, es una manifestación de la creencia de que la riqueza les dará la aceptación, la credibilidad y el amor que todo alma anhela. La pérdida de riqueza (dualidad) para los que se identifican ellos mismos con su riqueza ha causado que muchos se quiten la vida.

Espiritualmente, ahí están esos que siguen buscando ver las ganancias espirituales como llegar a algún pináculo imaginado a través de ciertos ritos, rituales, enseñanzas y productos que a menudo solo sirven para mantenerles ignorantes del hecho de que lo que buscan no está en las cosas externas. Luego, tras muchos años dedicados a algún camino espiritual, esos queridos experimentan una tremenda sensación de pérdida y de fracaso porque sus esfuerzos no resultaron en sus expectativas auto-creadas.

Los que están empujados por un deseo de ganancia física, emocional, mental o espiritual dentro del sistema de creencias tridimensional experimentarán algún éxito, a veces un gran éxito, pero también tendrán fracasos, simplemente porque la consciencia de dualidad y separación se manifiesta como pares de opuestos. La realidad existente tras todas las acciones por ganar en el nivel tridimensional es el anhelo de reconocimiento del alma. Ese anhelo es el codazo interior para despertar a una auténtica plenitud y totalidad, al amor incondicional del Ser Real/Unidad que ya está presente.

El estado no-despierto de consciencia no sabe aún que eso por lo que lucha ya está dentro, y por eso cuando experimenta un impulso interior por más (física, mental, emocional, y espiritualmente) lo interpreta de acuerdo con su obtenido nivel de consciencia en el que normalmente está y como formas de logro (ganancia).

Ese anhelo interior y el ansia experimentado a todos los niveles siempre permanecerá, incluso después de que se haya obtenido un cuerpo perfecto, una pareja perfecta, una cuenta bancaria perfecta o cualquier otro objetivo perfecto, porque la totalidad, la plenitud, y el amor que se busca en esas cosas no existe en ellas. El alma no puede ser nunca satisfecha con chucherías.

A medida que los individuos despiertan a la realidad de quién y qué son realmente, comienzan a entender que todo lo que buscaban en lo exterior solo ha servido para tenerlos atados a esas cosas. En ese punto, la intensa lucha y el esfuerzo por obtener del exterior comienzan a disolverse. El individuo que está despertando comienza a entender que las ganancias materiales que creía necesarias para su salud, riqueza y felicidad representan lo que ya está presente en el interior.

Así es como sucede el aprendizaje evolutivo. Durante todo el recorrido de muchas vidas, todo el mundo juega el papel de indagar y buscar, encontrar y perder, tener éxito y fracasar, de acuerdo con los conceptos y creencias de ese tiempo. Las herramientas y actos tridimensionales de ganar funcionan cuando una persona está en alineamiento con su energía, pero en algún punto de preparación espiritual dejan de funcionar.

En ese punto llega a menudo un periodo intenso aunque infructuoso de lucha y esfuerzo por hacer que las cosas vuelvan al camino en el que estaban. Ahí muchos pierden la esperanza y declaran su fracaso en vez de entender que esas experiencias son graduaciones, no fracasos, indicadores de que han crecido y que ya no están en alineamiento con algún concepto o creencia tridimensional que antes se mantenía.

No estamos diciendo que todos los objetivos sean innecesarios. En la vida tridimensional hay muchos objetivos necesarios para aprender y sobrevivir hasta que se obtiene un estado de consciencia en el que todo lo necesario se manifiesta automáticamente. Lo que estamos diciendo es que los estudiantes serios de la verdad no deben permitir que los conceptos tridimensionales de “ganancias que se deben obtener” o “pérdidas que se deben eliminar” tengan poder sobre ellos.

No permitáis nunca que esos conceptos validen o definan vuestro valor. Todo individuo es un Ser Divino. Como solo existe UNA realidad, ley, causa, y sustancia, ninguna otra cosa podría existir. ¿De qué estaría hecha?

Muchas experiencias de pérdida y de ganancia son acontecimientos elegidos, facetas del contrato del alma personal de uno, puestas ahí con la ayuda de los Guías de uno y con una honesta auto-evaluación antes de encarnar, con el propósito de crear una experiencia de aprendizaje necesaria. La ganancia es todo trocito aparentemente pequeño de conciencia espiritual que burbujea en la consciencia mientras hacéis vuestras actividades diarias.

Esto no significa que no busquéis alguna ganancia mientras hacéis ejercicio, vais al gimnasio, o realizáis las actividades físicas que disfrutáis, porque el cuerpo físico necesita ejercicio para estar sano. Muchas actividades físicas, como el Yoga, tienen técnicas de equilibro de energía en su raíz.

Muchos individuos ya están preparados para objetivos (buscando ganar) relativos al equilibrio emocional. A nivel espiritual, abandonar los conceptos de ganar vs perder no significa que no podáis tomar una clase espiritual, o estudiar con un maestro espiritual evolucionado si así sois guiados a hacerlo. Lo que estamos diciendo es que estáis preparados para ir más allá de las creencias que declaran que ciertas ganancias tridimensionales son absolutamente necesarias y que la pérdida o la ausencia de ellas son un fracaso.

Preguntaos a vosotros mismos: “¿Por qué voy al gimnasio? ¿Por qué estoy a dieta continua? ¿Por qué me miro en el espejo y veo el fracaso? ¿Creo que toda emoción negativa es un error, o que como no tengo muchos grados de educación formal, o que aún no soy un maestro espiritual, he fracasado?”

No os resistáis nunca a nada, porque la resistencia simplemente le da poder a lo que sea que esté siendo resistido, haciendo que sea aún más real y se arraigue más firmemente. Decid simplemente: “¡Ah, tú otra vez!” a creencias, conceptos y emociones que sabéis que son falsas y simplemente seguid con vuestras actividades diarias.

La mente es una vía de consciencia, no el fin de toda la superioridad sobre otras cosas vivas como se os ha enseñado. No todo el mundo ha acordado vivir la vida de un genio intelectual o manifestar en esta vida lo que ha obtenido intelectualmente en vidas o planetas anteriores. Algunos han elegido la experiencia de estar mentalmente discapacitados específicamente para su crecimiento espiritual o el de su cuidador. Realmente no existen los accidentes.

No es posible retroceder de un estado obtenido de consciencia, aunque hay muchos que lo intentan para complacer a los que les rodean. Los intentos de seguir viviendo un estado superado de consciencia solo pueden resultar en fracaso, porque ya no hay alineamiento con esa energía a pesar de lo familiar que sea. Algunos lo intentan durante un tiempo, pero dentro de ellos son bien conscientes de que no funciona.

Relejaos y descansad sabiendo que todo está sucediendo de acuerdo al plan, un plan gobernado por el Ser Superior y no por la continua lucha, el continuo esfuerzo y el continuo hacer. Vuestro Ser Superior sabe para qué estáis preparados y cuándo. Si leéis estos mensajes “el tren ya ha salido de la estación” y ya no necesitáis estar regidos por los conceptos tridimensionales de pérdida y ganancia.

Toda vida y toda experiencia tiene que ver con recordar, haciendo así de todas las experiencias ganancias, y haciendo inexistentes las así llamadas pérdidas. Dejad de luchar y reposad en lo que es.

Somos el Grupo Arcturiano. 20/05/18

Traducción: PEC

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here