Hola Lumbreras

A medida que salimos de la conciencia tridimensional y encontramos nuestro camino a la cuarta dimensión de tiempo en camino a la quinta, a menudo como rito de pasaje pasamos a través de un intenso cambio de ADN.  Es donde sucede la mayoría de las “crisis” de sanación, a medida que los recuerdos celulares y de los linajes ancestrales asociados con el ADN tridimensional basados en el carbono son transmutados para hacer espacio para el ADN cristalino de la 5D y ser activarlo.  

Aún el título, La Noche Oscura Del Ser, nos recuerda de cómo inclusive las experiencias más oscuras y desesperadas que aparentan estar años-luz de nuestra realidad más elevada son del ser, y por lo tanto están aquí solamente para ayudarnos. Como el cambio de la 3D a la 5D es una transición de la combatividad a la cooperación, nuestro tiempo pasado en la noche oscura del ser es donde nos entregamos a ser, de los aspectos más desafiantes y combativos a los más cooperativos y apoyadores del yo. Es donde nos encontramos con las partes fogosas y argumentativas que no quieren que se les diga qué hacer, y están listas a ser vistas y escuchadas — sin importar qué se requiere para obtener nuestra atención.  

En la noche oscura del ser nosotros estamos vaciando la densidad de nuestro cuerpo celular tridimensional, lo cual sucede por medio de la recalibración del sistema nervioso. En la mayoría de los casos, a fin de inspirar al sistema nervioso a vaciar las capas de densidad que están listas para ser sanadas, pasamos por el proceso de ser provocados emocionalmente. Aunque es una ambición maravillosa esperar que yendo a sanadores de energía para liberar la densidad emocional para trascender la necesidad de ser provocado por otros, éste es un modo como el ego espiritual intenta hacer su trabajo interno al tiempo que trata de no perder cara y mantener una imagen positiva ante qujenes están a su alrededor. Aunque nadie disfruta de ser provocados por otros, ni siquiera actuar fuera de carácter cuando nuestro sistema nervioso es provocado por personas, lugares o cosas, éste es un proceso evolucionario por el que todos pasamos y no puede buscarse un atajo de ninguna manera.  

Parte del motivo de este proceso es cultivar una igual profundidad de humildad que de nuestra conciencia expandiente. Cuando nuestra conciencia está más expandida que nuestra humildad nosotros lo sabemos todo, pero estamos fuera de contacto con el significado emocional de nuestra preciada experiencia humana. De igual manera, cuando nuestra humildad está más expandida que nuestra conciencia tendemos a asumir las experiencias de otras personas al tiempo que tememos la vida y estamos inseguros de nosotros mismos.  

Tan extraño como pudiera parecer, la noche oscura del ser actúa como un gran ecualizador, asegurando que no podamos meramente sobrepensar espiritualmente nuestro camino a experiencias más deseables, cuando el propósito de la vida es ser igualmente sabios, centrados de corazón, asentados, auténticos y honestos acerca de nuestras experiencias. En la noche oscura del ser las capas de sombra, o los aspectos de la luz que no se conocen a sí mismos como la luz, suben a la superficie para ser abrazados como formas iguales de la rivinidad, sin importar cómo actúan, piensan, hablan o se comportan. Inclusive cuando se manifiesta una sombra en los cuerpos de otras personas, no tenemos ciertamente que pasar momentos íntimos con quienes no respetan nuestra Luz o ignoran nuestros límites personales. Y no obstante, todo esto puede realizarse a nombre del amor, honrando su divinidad al tiempo que bendecimos su trayectoria mientras nosotros nos movemos a una dirección que nos apoye más.  

Aunque la noche oscura del ser aparente ser las partes más oscuras del psiquis humano que demandan nuestra atención, al tiempo que temen el amor que desean verdaderamente pero que no se sienten dignos de recibir, porque todo es la Divinidad en la forma, y la sombra también es un agente doble para la Luz. El rol de la sombra es actuar de manera reactiva, alimentada por las emociones de formas no espirituales para ayudarnos a enfrentarnos a cualquier juicio espiritual, de manera que nos ayude a hacer de nuestra más amorosa respuesta una reacción instintiva a cualquier pensamiento negativo, lucha personal o estallo emocional. 

A medida que la noche oscura del ser vacía el cuerpo celular y desmonta el ego espiritual estamos siendo volcados literalmente de dentro hacia fuera, ya sea como resultado de enfrentarnos a un torbellino interno de tormentas psíquicas o tras la secuela de pérdidas consecutivas y cambios inesperados en nuestra realidad externa.  

Aunque la mayoría de quienes están leyendo acerca del proceso en el que han estado por bastante tiempo, muchoa siguen estando en la cola de este proceso. Yo lo llamo la cola o el gran final de la noche oscura del ser, la “gran batalla.”

Es cuando cualquier patrón de sabotaje, temor, negatividad, tristeza, apatía y enojo del viejo paradigma hace su último esfuerzo tratando de darle la espalda a la Luz, haciendo que se vea como si fuera demasiado de manejar, esperando que ustedes se cierrren para impedir que lo viejo se disuelva. Como la noche oscura del ser es también un agente doble para el Universo, “la batalla final” actúa como una feroz etapa de iniciación donde entramos a nuestro alineamiento pleno y completo con la Luz osando elegir la Luz, sin importar riesgo ni costo.  

Esto pudiera parecer inclusive como si se estuviera cayendo el cielo o como si se estuviera derrumbando el mundo, pero cuando ustedes saben que eligiendo la Luz es el tema de la completación de la gran “batalla final,” se da permiso a una entrega de corazón para despertar interiormente y transformar nuestra realidad desde dentro hacia fuera.  

Para asistir a la completación de la gran “batalla final” y dar fin a la noche oscura del ser, lean por favor silenciosamente o en voz alta las siguientes declaraciones de reconocimiento: 

“Acepto que he entrado a la noche oscura del ser como un hito crucial del proceso evolucionario. Ya sea si está arraigado en el temor, temeroso del mundo, retirado de la vida, exhausto, fatigado, sin inspiración, incapaz de dormir, o siendo provocado emocionalmente por los egos de otras personas, acepto cada uno de estos síntomas como parte de un proceso más profundo donde mi cuerpo celular se está vaciando y recalibrando mi sistema nervioso para personificar el despertar del ADN cristalino de la 5D. Durante este proceso me voy a enfrentar a cualquier y toda cosa que me ate a los patrones de supervivencia del comportamiento humano, como una oportunidad para ofrecer perdón, amor y luz a las partes menos reconocidas del yo. Al hacer esto ofrezco amor a las partes que nunca han sido amadas, permitiendo a todos los aspectos del yo alinearse con la Luz ya despierta dentro de mí.” 

Acepto que aunque la Luz de la Divinidad ya está despierta dentro de mí. mi rol es ayudar a diseminarla y expanderla por todo mi ser, ofreciendo amor a las partes que pudieran actuar de manera menos amorosa que desean amor, al tiempo que temen el amor que desean. Acepto también que estoy solamente motivado a actuar de una manera que da cara a mis juicios más profundos y sutiles como una manera de cultivar un nivel de humildad que iguale la sabiduría expandida que busco y abrazo.  Sabiendo que es así, acepto la noche oscura del ser como un agente doble trabajando a nombre del Universo, asegurando que mi alineamiento más puro con la Luz se ha completado al tiempo que avanzo al paraíso de la conciencia de la 5D.
Para completar esta frase y dar término a la *batalla final*, permito que todos los patrones obsoletos de la 3D de lucha y supervivencia, incluyendo todas las adicciones, temores, juicios, creencias limitantes, recuerdos celulares de abandono y abuso a lo largo de todas las encarnaciones en el tiempo y el espacio, junto con todas las huellas de dolor, persecución, traición, abandono, de ser víctimas, de desamor y congoja, de mala fortuna, de duda personal, criticismo interno, tortura, así como los momentos de una muerte violenta o antes de tiempo sean despejados de mi campo energético, regresados a la Fuente de su origen, transmutados y sanados completamente ahora.  

A partir de este momento, me entrego plenamente a la Luz, llamando a mi Luz a que venga a todos los aspectos de mi ser, guiándome adelante en la dirección del destino de mi ser, al tiempo que permito que mis palabras, mi comportamiento, mis elecciones y acciones demuestren la verdad de mi Luz en acción — sin importar cómo sean los demás. Y así nazco de nuevo como la Luz eterna del YO SOY.”

A medida que la noche oscura del ser llega a un fin entramos al proceso de integración que nos mueve a la conciencia de la realidad de la 5D. Aunque la realidad de la 5D ya está aquí, sólo estamos conscientes de vivir en tal elevada dimensión basándonos en cuánto de la vibración de nuestro ser ha sido despertada e integrada en nuestro cuerpo físico.  

Que nos tomemos el tiempo para amarnos más, en vez de menos, viendo a través del velo de la dualidad para abrazar nuestra inocencia de corazón como un mundo que está despertando rápidamente.  

Con todo mi amor. Todo es amor. Todo por amor,

Matt Kahn 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here