Marilyn Raffaele El Grupo Arturiano

0
1
el grupo arcturiano

El Grupo Arturiano, canalizado por Marilyn Raffaele,

27 de Febrero, 2022 en http://www.onenessofall.com/newest.html

Bienvenidos, queridos lectores.

Sabed que estos mensajes son traídos a vosotros con amor y con la intención de traeros aliento, información y verdad, los valientes que eligieron estar en la Tierra en este momento para ayudar a la evolución espiritual de la humanidad con la presencia de vuestra luz y conciencia.

Os honramos a todos y cada uno de vosotros y somos plenamente conscientes de vuestra frustración por la aparente lentitud del cambio y por las situaciones perturbadoras que suceden continuamente en todo el mundo. Sin embargo, sabed que todo esto estaba claro para vosotros antes de que decidierais encarnar, y sin embargo, deseabais ansiosamente formar parte del proceso de ascensión de la Tierra. Sabíais que vuestra luz y vuestra conciencia serían necesarias, y que las energías superiores entrantes serían la oportunidad perfecta para vosotros de limpiar la vieja energía restante.

Sabed que todo se desarrolla según el plan, a pesar de lo que pueda parecer cuando se juzga por las apariencias. Esto es un proceso y no puede ocurrir de la noche a la mañana. Una gran cantidad de energía antigua se está limpiando actualmente de la propia Tierra en todo el mundo, especialmente en las tierras que han estado habitadas durante mucho tiempo. Las energías formadas por siglos de guerra, dominación, lucha, pobreza y todo tipo de violencia están saliendo a la superficie en zonas que necesitan desesperadamente una limpieza.

Los dictadores y otras personas en posiciones de poder están empezando a sentir que el «poder sobre» del que siempre han disfrutado se está debilitando, lo que les hace sentirse amenazados sin saber por qué. El miedo está haciendo que algunos de ellos arremetan de formas que representan su estado de conciencia. Sin embargo, estas viejas formas se están volviendo rápidamente obsoletas porque las energías que las han mantenido y sostenido (la creencia) están empezando a disolverse, y continuarán haciéndolo a medida que cada vez más luz penetre en la conciencia colectiva.

Es un tiempo de luto para muchos. Un tiempo en el que la mayoría, tanto los despiertos como los no despiertos, experimentan una sensación no identificada de tristeza. A medida que lo familiar comienza a desvanecerse, provoca el miedo a lo desconocido en los que no son conscientes de que están llegando nuevas y mejores maneras, por lo que siguen creyendo que, a pesar de lo perturbadoras y dolorosas que puedan ser algunas de las viejas maneras, eran y son las correctas. Muchos de vosotros simplemente estáis sintiendo esta energía, no es vuestra.

Cada vez más se os pedirá que ayudéis a los que se acercan a vosotros con preguntas y preocupaciones. Reconocen vuestra estabilidad frente a las apariencias externas y quieren eso para ellos. Os convertiréis en maestros, y muchos de vosotros ya lo sois para los que están preparados y buscan la verdad. Sin embargo, aún más importante que el trabajo exterior es el trabajo interior, vuestra capacidad de SER la Luz que sois continua y silenciosamente, porque sin el interior no puede haber exterior.

Estáis espiritualmente preparados para resistir la tentación de saltar rápidamente a curar, cambiar o arreglar las apariencias. Esos días terminaron una vez que entendisteis y aceptasteis que la única realidad es la de un Dios/Fuente/Creador/Conciencia omnipresente, omnipotente y omnisciente – y punto. Una vez que se entiende y se acepta esto, ¿qué hay que arreglar a menos que continúe la creencia en dos poderes?

Cuando vives la vida desde una conciencia que ya no está atestada de creencias de dualidad y separación, la energía de tu conciencia iluminada fluye automáticamente dondequiera que estés, porque eso es lo que eres. Permitid que vuestra Luz fluya a la Tierra, a la gente y a los países, y a todas las situaciones, sin apegar intenciones de cómo creéis que deberían ser. Cuando reconocéis la Luz y la perfección ya presentes en ellas y como ellas, estáis trabajando desde un nivel superior, el nivel de la Unidad.

Sólo Dios es la realidad, y las formas del bien y del mal que presenciáis son falsas traducciones mentales de la realidad espiritual que subyace a todo. No se puede hacer algo de la nada. La mente absorbe y presenta estados de conciencia personales y colectivos (la conciencia es la forma de la sustancia), que en la tercera dimensión suelen estar condicionados por creencias de dualidad, separación y en dos poderes.

Por eso los muy evolucionados han dicho a lo largo del tiempo que el mundo es una ilusión. El mundo no es una ilusión, es una expresión real, perfecta y espiritual de Dios. Más bien, es el hipnotismo de la humanidad y las falsas creencias sobre el mundo lo que constituye la ilusión.

Podréis decir que esto es imposible y muy poco práctico en el mundo ordinario, donde los eventos de violencia y discordia tienen lugar regularmente, pero esto es por lo que vosotros que estáis despiertos elegisteis estar en la Tierra en este momento. Habéis venido para sembrar la conciencia colectiva con la verdad, igual que Jesús sembró al colectivo hace mucho tiempo. Cada vez más verdad en el colectivo les permitirá acceder a ella a los que buscan formas más elevadas y mejores. Esta es la única manera en la que un mundo dormido puede salir de su densidad actual y entrar en las realidades del Universo de la creación de Dios.

No estamos diciendo que esté bien caminar por callejones oscuros en zonas dudosas. No estamos diciendo que dejéis de cerrar la puerta con llave. Vivir la vida espiritual es la práctica de caminar por el «filo de la navaja». Dejad que vuestra intuición os guíe en vuestro día a día. Dad los pasos humanos que sean necesarios y prácticos, pero hacedlo con la conciencia de la verdad y no del miedo.

Vivir desde el interior puede parecer difícil, si no imposible, al observar el conflicto personal y global, pero esta es la razón por la que sólo aquellos espiritualmente fuertes y suficientemente evolucionados fueron elegidos para el trabajo de traer la Luz a un planeta ascendente. Permitid que las apariencias sean lo que son sin sumergiros en ellas (sin alinearos con ellas). Vuestro trabajo no es el mismo que el de los que trabajan para mejorar las cosas a través del sistema de creencias tridimensional. Vuestro trabajo como Trabajadores de la Luz es ser la Luz a través de vuestra comprensión de que sólo Dios es el poder, no un poder sobre, sino simplemente el único poder. Permitid que las palabras «Yo y el Padre somos uno» se conviertan en vuestro estado de conciencia, en vuestra identidad. Esto es misticismo.

A lo largo de cientos de vidas, la conciencia de todos evoluciona por etapas. Primero el ateísmo, luego hacia algún tipo de grupo organizado o sistema de creencias, después hacia la metafísica, y por último hacia el misticismo o la conciencia de Unidad. Muchos dudan si ir más allá de la metafísica porque ésta ofrece herramientas nuevas, diferentes y emocionantes que parecen funcionar. Sin embargo, la metafísica que se basa en nuevas formas de cambiar una imagen mala en una buena, así como ser capaz de acercar a alguien a Dios, a menudo simplemente perpetúa la creencia en la dualidad y la separación.

 

Toda persona aprende y crece espiritualmente a través de cada etapa, por lo que es importante simplemente permitir a los demás estar donde están en su sistema de creencias. Cuando estén listos para su siguiente etapa, su Ser Superior los guiará hacia ella y tú podrás ser parte de ella. El proselitismo es una actividad muy basada en el ego.

El misticismo es una conciencia alcanzada de Unidad que se vive de forma automática incluso cuando hay que dar pasos humanos ordinarios. El mundo en general no reconoce a los místicos modernos, porque viven, trabajan, tienen familia y parecen ser como los demás. En general, el mundo sigue pensando en los místicos tal y como se les ha representado en las estampas, obras de arte, estatuas, etc.: con los ojos cerrados, las manos cruzadas y una luz brillante alrededor de la cabeza.

Los que estáis despiertos, viviendo en el mundo pero no siendo de él, sois los místicos de hoy. La vida mística es una vida de desprendimiento de mucho de lo que ocupa el pensamiento tridimensional, y por lo tanto, los que la viven suelen ser considerados como indiferentes y fríos por los que viven plenamente en el sistema de creencias tridimensional. Ser un místico moderno nunca interfiere con ser amoroso y cálido, sino que encarna la esencia misma de estas cosas. El misticismo es para lo que te has estado preparando a lo largo de muchas vidas de búsqueda espiritual, cuestionamiento, estudio y práctica.

A medida que avanzas en la conciencia de tu Ser Divino, muchas formas anteriores de resolver problemas y vivir la vida en general, continuarán presentándose a tu conciencia porque estás acostumbrado y familiarizado con ellas. Sin embargo, puedes descubrir rápidamente que las formas (acciones, palabras, ideas, etc.) que funcionaban bien en el pasado para ti ya no funcionan como antes. Esto se debe a que has evolucionado y ya no estás alineado con ellas.

Nunca os resistáis a nada, porque la resistencia sólo convierte lo que se resiste en un «algo» que le da poder y realidad. Más bien, simplemente evaluad cada situación a la luz de vuestra conciencia superior -deteneos, id a vuestro interior y recordaos que nada es poder sino Dios, y que Dios se gobierna a Sí Mismo como tú. Luego tomad los pasos que seáis guiados intuitivamente a tomar, que pueden parecer muy tridimensionales para otros.

Convertirse en una conciencia mística es un paso enorme, uno que tomará muchos años más, o incluso vidas enteras para algunos, pero los que leéis y entendéis estos mensajes estáis preparados. En algún momento cada alma finalmente se da cuenta de que todas las «cosas» diseñadas para acercarle a uno a Dios, son sólo «cosas» que te mantendrán creyendo que estás separado de Dios y de todas las expresiones de Dios.

Nada -ningún ritual, práctica, oración, clase, cristal, aceite, mantra, grupo, gurú o maestro- puede darte lo que ya tienes o hacerte ser lo que ya eres. Las herramientas espirituales pueden ayudar porque llevan su propia energía, siendo muchas de ellas de alta resonancia. Cuando te alineas con la energía de ciertos cristales o aceites, etc., puedes ser elevado temporalmente a su nivel, pero siempre será temporal, porque tu propio estado de conciencia es el que te gobierna.

Utilizad esas cosas, amadlas, pero nunca olvidéis que las herramientas espirituales están destinadas a ser ayudas, nunca a convertirse en el Dios de uno. Seguir dependiendo de herramientas espirituales o de alguna persona creyendo que las necesitáis, es una forma de idolatría que bloqueará un mayor progreso evolutivo.

 

Este es el momento y vosotros estáis preparados.

 

Somos el Grupo Arturiano. 27/02/22

 

Traducción: PEC