Marilyn Raffaele El Grupo Arturiano 12 de Diciembre, 2021

0
47
Marilyn Raffaele

Marilyn Raffaele El Grupo Arturiano 12 de Diciembre, 2021

Queridos lectores, bienvenidos a nuestro mensaje. Sabed que muchos en las dimensiones superiores están observando y guiando durante estos tiempos de cambio y confusión. Sabed que nunca estáis solos y que sois muy admirados por vuestro valor y fuerza al elegir formar parte del proceso de ascensión de la Tierra para dar lugar a una conciencia colectiva más iluminada.

Todo en cada nivel de la vida ordinaria está cambiando porque la conciencia colectiva está cambiando. Esto está afectando, tanto a los que están despiertos como a los que no lo están, con respecto a los rituales y celebraciones familiares de las fiestas. Debido a que la conciencia es la sustancia de la forma, podéis estar experimentando una sensación de confusión interna y falta de entusiasmo con respecto a las tradiciones, creencias y conceptos de la Navidad o Hanuka, que antes amabais y con los que os comprometíais de todo corazón.

 

A pesar de ello, muchos intentan mantener firmemente en su lugar los rituales navideños conocidos con la creencia de que esto hará que todo se sienta «normal» de nuevo. El miedo impulsa la resistencia al cambio. Los mercados minoristas temen las pérdidas económicas y por ello siguen promoviendo la compra de regalos como algo equivalente al amor. Los medios de comunicación ponen música navideña a todo volumen y las televisiones repiten las películas navideñas más emotivas.

 

Si estas cosas ya no resuenan con vosotros o no os ponen de humor para las fiestas, comprended que no os habéis convertido repentinamente en un «Grinch*», sino que vuestra firma energética ya no está alineada con muchas cosas que resuenan con la vieja energía. A medida que evolucionáis espiritualmente, muchas de las tradiciones con las que crecisteis o celebrabais con la familia, los amigos o algún grupo especial durante el año, no sólo en Navidad, comenzarán automáticamente a sentirse menos importantes o satisfactorias.

 

Esto puede causar problemas en las familias o entre los amigos que siguen comprometidos con la importancia de continuar las tradiciones navideñas exactamente como siempre lo han hecho. Como con todas las cosas de la vida, no os resistáis ni hagáis una gran escena con respecto a las celebraciones familiares, los intercambios de regalos o las tradiciones, sino que participad amorosamente como elijáis, mientras sostenéis vuestra verdad más elevada y utilizáis estas ocasiones para practicar el conocimiento de la verdad sobre quienes os rodean.

 

No le deis poder a las actividades que ya no abrazáis del todo. Nunca creáis que vuestra participación en alguna tradición familiar que es importante para otros afectará a vuestro estado de conciencia alcanzado o que os separará de quiénes y qué sois. Sin embargo, siempre tenéis libre albedrío para elegir. Nunca permitáis que os obliguen a hacer algo, pero cuando hagáis una elección que pueda ser confusa para los demás, hacedlo con amor y respeto hacia sus creencias.

 

Permitid que el proceso se desarrolle, queridos, tanto dentro como fuera, y aceptad que las cosas nunca volverán a ser exactamente como eran antes, porque la energía de la conciencia colectiva ha cambiado y es debido a vosotros, que es vuestro propósito para estar en la Tierra en este momento. Todos los que despiertan o sostienen la verdad en la conciencia están automáticamente añadiendo Luz al colectivo.

 

Hay mucho por venir y mucho que ya ha tenido lugar y de lo que todavía no sois conscientes, lo que os hace creer que no está pasando nada. Haced vuestro trabajo, ocuparos de vuestros asuntos, continuad con las actividades ordinarias que la vida os presenta, reconociendo al mismo tiempo la realidad de lo que vosotros y los que os rodean sois. En medio de cada crisis personal y global mantened firmemente el hecho de que vosotros y cada persona en la Tierra es una expresión de la Fuente Divina/Dios, y como tal encarna todo LO que ES.

 

El proceso de evolución espiritual, tal y como se hace a través de la energía de tercera dimensión, es uno en el que las experiencias de muchas vidas sirven para abrir y empujar eventualmente el estado de conciencia de una persona hasta que es capaz de traducir el pensamiento y las experiencias humanas a su verdad más elevada, hasta que en un momento determinado las verdades que ha estado practicando, reflexionando y viviendo se convierten en un estado de conciencia alcanzado y comienzan a manifestarse en todos los niveles como esa persona.

 

Ejemplos de traducción de las apariencias: «Siento dolor, pero sé que Dios no sabe nada del dolor y nunca se formó a Sí Mismo como dolor. Estoy arruinado, pero sé que la realidad de mi ser es auto sostenible y es la Conciencia Divina que se mantiene a sí misma y que es infinitamente competente y completa. No tengo amigos, pareja, amante, etc. pero me doy cuenta de que como Dios es UNO, nunca puedo estar separado de la compañía del UNO que se expresa como los muchos. No tengo hogar, pero sé que nunca puedo estar separado de mi hogar perfecto que es la Conciencia Divina».

 

Éstos son sólo algunos ejemplos de cómo traducir la escena exterior a la verdad mientras lleváis a cabo vuestra vida diaria. Se necesita práctica, porque aunque en la realidad el tiempo no existe, en la tercera dimensión todo funciona en el tiempo.

 

A todo buscador espiritual le llega una encrucijada en la que debe decidir si quiere vivir la verdad que conoce o seguir relegando lo que ha aprendido a la conversación con estudiantes de metafísica en cada vez más clases, o en una cena. Es mucho más fácil seguir el pensamiento colectivo en casi todos los temas. y sin embargo, en cierto momento la mayoría encuentra que su conciencia espiritual ya no les permite relajarse completamente y disfrutar de participar en el pensamiento colectivo con los demás.

 

Para la mayoría de vosotros, el periodo de tiempo en el que podíais decidir vivir o no vivir la verdad ha terminado, porque os guste o no, la energía evolutiva de la Tierra está llevando a todos a un punto en el que ya no resuenan con muchas cosas con las que antes estaban perfectamente alineados: ciertos alimentos, entretenimientos, libros, grupos, amigos, trabajos, creencias, etc. En cierto punto, cada alma en evolución simplemente empieza a vivir las frecuencias más altas porque las ha integrado en su campo energético, que es el objetivo del proceso evolutivo.

 

Lo que hace que este proceso de ascensión sea inusual y que sea de tanto interés para los de otros planetas, es que vosotros estáis pasando por el proceso de ascensión en vuestros cuerpos materiales en lugar de tener que morir primero.

 

Vuestro cuerpo verdadero y eterno es uno de Luz. Ese cuerpo real está siempre plenamente presente aunque tengáis un concepto material de él. A medida que la conciencia evoluciona y seáis capaces de comprender esto más plenamente, el cuerpo de Luz comenzará a manifestarse cada vez más como y a través del sentido material del cuerpo. Así como sois la abundancia, la plenitud, la totalidad, la inteligencia, etc., sois el cuerpo perfecto de la Idea Divina, un cuerpo que no conoce defectos, deformidad, enfermedad o dolor. Ese cuerpo real es Dios individualizado y nunca podéis perderlo, porque eso eres tú siendo una expresión de Dios. Eso es lo que deja el concepto material del cuerpo en el momento de la muerte.

 

Hemos contado a menudo la verdadera historia de la Navidad, pero lo haremos una vez más para los que no sean conscientes del significado más profundo de la Navidad, así como para los que necesiten un recordatorio. La Navidad no es la historia de un solo hombre, sino que es la historia de cada persona interpretada a través del pensamiento humano como Navidad.

 

El Nacimiento de Cristo (Conciencia de Luz) es la historia del despertar espiritual de cada alma, que normalmente se manifiesta en tiempos de presión o de pérdida del bien material (estable), porque el nacimiento de la conciencia individual de Cristo no puede tener lugar en una conciencia llena de ego y de falsas creencias (no hay sitio en la Posada). El nacimiento de la conciencia Crística es fácilmente reconocido por los de conciencia espiritual superior, que en ese punto intervienen para ayudar al frágil nuevo estado de conciencia despierto con regalos de apoyo, fuerza, comprensión y conocimiento (los tres reyes).

 

Los de una resonancia más baja (Herodes) siempre temen y se sienten amenazados en presencia de la Luz de Cristo, y buscan matarla o eliminarla de cualquier manera que puedan (ley, propaganda, presión de la sociedad), y por lo tanto el estado de conciencia recién nacido y aún no completamente desarrollado debe ser mantenido en secreto y oculto durante un período de tiempo para que esté a salvo mientras crece a un estado de conciencia fuerte y altamente evolucionado – el Cristo.

 

Los que buscan eliminar la verdad sólo pueden fracasar eternamente, porque la Verdad es una Realidad que puede ser ocultada, ignorada y negada, pero nunca cambiada, eliminada o afectada de ninguna manera.

 

Os enviamos amor, luz y reconocimiento durante este tiempo de celebración.

 

Somos el Grupo Arturiano 12/12/21

 

*Grinch: Personaje cinematográfico anti-Navidad.

http://www.onenessofall.com/newest.htmlhttp://www.onenessofall.com/newest.html

 

Traducción: PEC

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here