El Grupo Arturiano 4 de Septiembre, 2022 por Marilyn Raffaele

0
2
el grupo arcturiano

El Grupo Arturiano, canalizado por Marilyn Raffaele,

4 de Septiembre, 2022 en http://www.onenessofall.com/newest.html

Bienvenidos, queridos lectores.

Las cosas en la Tierra están cambiando rápidamente y nunca volverán a ser exactamente como eran, aunque muchos sigan esperando pacientemente que esto ocurra. Lo externo es siempre un reflejo de lo interno, y debido a que la conciencia colectiva ha cambiado y continúa cambiando de tantas maneras nuevas, sus expresiones externas no pueden evitar ser diferentes del pasado.

Los «viejos tiempos y viejas formas» parecían funcionar bien para la mayoría de la gente, y es la razón por la que sigue habiendo tanta nostalgia por los tiempos anteriores, pero las cosas sólo parecían así porque la mayoría seguía siendo completamente inconsciente de las actividades negativas y oscuras que tenían lugar entre bastidores en todo el mundo. El mundo parecía, en su mayor parte, armonioso y feliz, y la mayoría lo creía porque los que ocupaban posiciones de autoridad les decían que las cosas eran como debían ser.

En su mayor parte, en el pasado y antes de Internet, la mayoría no se enteraba de que cientos de personas morían de hambre en algún lugar, o de que aquellos con enfermedades curables morían por no poder permitirse un médico, o de las crueldades que se imponían sistemáticamente a grandes poblaciones de la sociedad simplemente porque su piel no era del color adecuado. En general, la mayoría era consciente de los cientos de actividades oscuras y siniestras que se llevaban a cabo delante de sus narices, y a menudo con plena conciencia de quienes ocupaban puestos de poder.

Las energías de alta resonancia que actualmente penetran en la Tierra están obligando a que muchas agendas ocultas salgan a la luz y la mayoría está finalmente interesada en escucharlas. Parece como si todo estuviera empeorando, pero no está empeorando, es simplemente que la gente finalmente se está dando cuenta del alcance del entramado de estas actividades que han alcanzado y afectado a todo y a todos, y que con el tiempo incluso han resultado en reglas, leyes y normas sociales que las justificaban.

El patriotismo desmedido es falso y perjudicial y refleja en gran medida la conciencia de separación. El mundo ha llegado a un punto en el que debe empezar a reconocer que todas las personas, no sólo las de «mi país», son expresiones de Dios. El libre albedrío le da derecho a cada persona a sus propias creencias, pero forzar las creencias personales de uno sobre otros, especialmente en nombre de Dios, es la actividad autojustificante del ego, de que «mis creencias son las únicas creencias correctas» – la conciencia de separación en su máxima expresión.

Los que siguen esperando que otros tomen decisiones por ellos van a recibir «llamadas de atención», experiencias que les obliguen a pensar por sí mismos y a dejar de confiar en las creencias de los ricos y famosos, los políticos, los líderes religiosos, los médicos y los abogados, y los directores ejecutivos, muchos de los cuales han llegado a creer en su propia importancia hasta el punto de que su camino es el único correcto sin tener en cuenta las ideas, las opiniones, las preguntas y las preocupaciones de los demás.

De esto se trata la ascensión y la realización de la UNIDAD, y es la razón del actual estado de caos del mundo. La conciencia colectiva del mundo se está abriendo gradualmente a la UNIDAD debido al trabajo de los que vinisteis específicamente a hacer esto a través de la consciencia de vuestro estado evolucionado de conciencia.

El cambio en todo el mundo está encontrando una gran resistencia porque muchos no quieren el cambio. Las viejas costumbres han sido muy útiles para algunos y cualquier cambio significaría la desaparición de sus nefastos planes y de sus formas de proporcionarse una abundancia inmerecida a costa de los demás. Otros simplemente están cansados y creen ignorantemente que todo estaría bien si las cosas volvieran a ser como antes.

Una conciencia de unidad es tranquila y suave y no significa que siempre tenga que a haber una actividad externa. La mayoría de vosotros ya habéis alcanzado este estado de conciencia o no estaríais leyendo o incluso entendiendo estos mensajes. La simple preocupación, la compasión y el dar crédito a los considerados por los estándares de la tercera dimensión como «menos que», refleja automáticamente una conciencia de UNIDAD.

Las energías de la Unidad están rompiendo la pesada cortina de separación que ha rodeado la Tierra durante eones. La gente está cambiando de las actividades de «hacer el bien», en las que se ven a sí mismos como si estuvieran por encima de y separados de aquellos a los que «hacen el bien», a un sentido de servicio a sus hermanos y hermanas.

No juzgamos el «hacer el bien”, porque es el primer paso que conduce a un sentido más profundo de unidad. El servicio en sí mismo está cambiando rápidamente a medida que la conciencia se abre a niveles más elevados de servicio, en los que el que sirve está empezando a ver en el alma de aquellos a los que está sirviendo. No puede ser de otra manera, porque la red de energía de tercera dimensión de la separación se está rompiendo, teniendo sólo la creencia en ella para apoyarla, mantenerla o sostenerla.

Hay algunos que tienen una conciencia del derecho y del victimismo, y en lugar de pensar y hacer por sí mismos lo mejor que pueden, simplemente buscan que otros hagan todo por ellos. Sed conscientes de esto, confiando en vuestra intuición para que os guíe en cuanto a quién y qué es lo que realmente se necesita en lugar de lo que simplemente se quiere.

En este tiempo reina el caos. Lo viejo no desea dejar atrás aquello con lo que se siente cómodo porque se ha convertido en su seguridad, su sensación de poder e incluso su autoestima, porque al no ser aún consciente de quién es realmente, le permite sentirse «mejor que» los demás. Nada es al azar. Sabed que las mentes tridimensionales no están dirigiendo el espectáculo aunque piensen que lo hacen.

Si dudáis de que sois uno de los despiertos de los que hablamos, mirad hacia atrás en vuestra vida y reconoced que nunca resonasteis completamente con mucho de lo que constituía el sistema de creencias de la tercera dimensión. Muchos de vosotros os esforzasteis por encajar, a menudo participando en actividades y siguiendo protocolos tridimensionales que realmente no resonaban con vosotros, simplemente para ser aceptados por la familia y los amigos, especialmente durante la adolescencia.

Nunca os sentisteis atraídos por atacar a los demás verbal o físicamente, aunque algunos de vosotros os hayáis encontrado ocasionalmente en este tipo de situaciones. Es posible que os hayáis considerado raros, unos extraños que miran desde fuera y os hayáis preguntado por qué. Simplemente, vuestro estado de conciencia no estaba alineado con la mayoría de las ideas, reglas y creencias consideradas importantes para los que os rodeaban, pero como personas jóvenes no lo entendíais.

Sólo hay una Conciencia Divina que se manifiesta a sí misma y todas sus cualidades como todo lo que existe: todas las formas de vida. Las otras formas de vida no actúan como los seres humanos porque no estaban destinadas a ello. Representan la Idea Divina en la Mente de Dios para su forma de vida particular. Dios no se limitó a formarse sólo como seres humanos, y la creencia de que los seres humanos son el pináculo de la creación de Dios por encima de todas las demás creaciones es, una vez más, simplemente falsa y muy tridimensional.

Puesto que Dios es todo lo que existe, ¿de dónde podría venir una persona o de qué estaría formada si sólo hay una sustancia? Llevad vuestra comprensión personal de la unidad a nuevos niveles. Comenzad a ver el mundo no tanto como un planeta lleno de personas que no saben quiénes son, sino que veis a través de las creencias que tienen sobre ellos mismos y que conocéis la verdad sobre ellos y para ellos.

No habéis venido a cambiar el mundo a través de actividades tridimensionales, aunque a veces sean necesarias. Cuando veáis las noticias, veáis a la gente al ir de compras, o estéis con amigos, decíos a vosotros mismos: «Te reconozco, la conciencia Divina en manifestación». Esto se puede hacer en un segundo y pronto se convertirá en vuestro estado de conciencia manifestándose automáticamente. Esto no significa que aceptéis o abracéis las acciones y creencias tridimensionales de los demás, sino que significa que veis a través de ellas.

Si alguien necesita un tiempo en la cárcel, que así sea. Si alguien cae de bruces en las drogas o el alcohol, que así sea, porque detrás de todas las cosas existe una elección que puede remontarse a cientos de vidas e incluso puede ser parte de su proceso de aprendizaje elegido. Vuestro trabajo no es salvar a todo el mundo de sus elecciones tridimensionales, incluso aunque las soluciones estén claras para vosotros. Tened vuestra mano preparada para coger la mano de quien pueda estar buscando algo más elevado y mejor, pero no obliguéis a nadie a dejar sus creaciones elegidas. Mantened la Luz de la verdad en vuestra conciencia reconociendo siempre esa misma Luz en cada persona que conozcáis, de la que oigáis hablar o que conozcáis personalmente. Este es el trabajo.

Sólo existe una Conciencia Divina omnipresente, omnipotente y omnisciente que Se Manifiesta en y como formas y variedades infinitas. Preguntaos a vosotros mismos: «¿Realmente creo esto?»

 

Somos el Grupo Arturiano. 4/09/22

 

Traducción: PEC