El Grupo Arturiano, canalizado por Marilyn Raffaele. 29 de Enero, 2023

0
2
el grupo arcturiano

El Grupo Arturiano, canalizado por Marilyn Raffaele.
29 de Enero, 2023

en http://www.onenessofall.com/newest.html

 

Bienvenidos queridos lectores.

 

Durante estos tiempos de confusión, violencia y caos, no dudéis nunca de que sois conocidos, amados y honrados por elegir ayudar a la Tierra en su viaje para expresar una vez más la perfección Divina que es su realidad.

 

Vosotros no necesitabais encarnar como muchos lo hacen para aprender y crecer más allá del sistema de creencias de la tercera dimensión, sino que vosotros, junto con muchos otros, elegisteis encarnar para que la presencia de muchos estados evolucionados de conciencia en la Tierra añadieran Luz y elevaran la conciencia colectiva de la Tierra a un nivel superior.

 

Todo es energía, queridos. Todo -personas, palabras, acciones, «cosas»- tiene una frecuencia vibratoria, y cuanto más cerca está de la realidad/verdad, más ligeras, rápidas y brillantes son las frecuencias. Cuanto más lejos de la verdad está algo, más lenta, densa y pesada es la vibración, que es por lo que la Tierra tridimensional se manifiesta como material y por lo que sentís pesadez en ciertas situaciones, lugares o incluso alrededor de ciertas personas.

 

En realidad, vuestro cuerpo es puro, perfecto y completo: un cuerpo de Luz, una individualización de Dios. Así como comúnmente pensáis en un cuerpo de agua, pensad en vosotros mismos como un cuerpo de Dios. En la densidad de la energía tridimensional, el cuerpo de Luz real se interpreta como físico, denso, material y sujeto a todo tipo de problemas. Vuestro cuerpo real siempre ha ido y seguirá yendo con vosotros donde quiera que vayáis. No puede morir, porque es vuestra individualización de la Conciencia Divina. Es sólo el concepto material de cuerpo lo que se disuelve después de que el cuerpo de Luz se va.

 

Todo, lo que se considera bueno y lo que se considera malo, es un concepto de una realidad espiritual o Idea Divina, porque la Conciencia Divina es todo lo que existe. El estado de conciencia de la tercera dimensión no es consciente, y por lo tanto es incapaz de entender que la Tierra es un mundo espiritual poblado de hijos/hijas de Dios, porque su estado de conciencia es hasta ahora sólo capaz de alinearse con la energía más densa.

 

Hay algunos que viven desde un nivel tridimensional pero que han conservado la capacidad de interactuar con energías invisibles para la mayoría. La mayoría de ellos trabajaron con energía psíquica a lo largo de sus vidas pasadas y a menudo trabajan como psíquicos en ésta. Recordad siempre que psíquico no es lo mismo que espiritual, y que la información no puede elevarse más allá del estado de conciencia de la persona que da la información. Este es un punto importante a recordar en estos tiempos de muchas predicciones. Confiad siempre en vuestra intuición.

 

Debido a que sólo hay UNA Conciencia Divina expresándose como forma y variedad infinitas, la energía siempre está buscando reconectarse consigo misma. En la escena humana esto se manifiesta como semejante atrayendo a semejante o a «pájaro de un plumaje, o rebaño junto». Sed conscientes de lo que mantenéis como verdad en vuestra conciencia, porque la conciencia automáticamente atrae y se conecta con cualquier energía con la que esté alineada. Ejemplo: una conciencia de violencia, carencia y creencias basadas en la separación automáticamente atraerá ideas y acciones de violencia. Los hipocondríacos siempre atraerán algún problema de salud.

 

No existe un Dios que castigue o que obtenga placer del sufrimiento de Sí Mismo como ser individual. De hecho, estas cosas ni siquiera existen en la Conciencia Divina. El estado de conciencia de tercera dimensión sueña conceptos de Dios basados en información limitada y falsa, y luego se pone a adorar y a predicar estos conceptos a otros.

 

Toda persona es el Dios que crea su vida y sus situaciones a partir del contenido de su conciencia. Sin embargo, esto no significa que cada experiencia negativa sea un fracaso en el crecimiento espiritual, sino que a menudo representa una especie de graduación. Muchas experiencias negativas en realidad representan la finalización y están expresando una limpieza de alguna vieja energía que, sin saberlo, se mantiene en la conciencia.

 

El deseo humano de alcanzar el «bien» y deshacerse del «mal» es en realidad el concepto material de una realidad espiritual. El alma recuerda quién es realmente y anhela ser completa, conocida y reconocida. El estado de conciencia tridimensional siente este anhelo como un deseo del «bien» humano: personas, lugares, experiencias, etc., que cree capaces de traer felicidad y éxito. Sin embargo, el aspecto de dualidad de los conceptos tridimensionales significa automáticamente que el bien y el mal humanos pueden y, a menudo, cambian rápidamente a lo opuesto.

 

Aferrarse a las buenas experiencias del pasado o intentar recrearlas continuamente para uno mismo y para los demás de alguna manera no es diferente de los intentos de enterrar, olvidar, ignorar, negar o librarse de los malos recuerdos. Cuando cualquiera de ellos venga a la mente (y lo harán hasta que se limpien) miradlos directamente y vedlos por lo que representan o representaron en un estado anterior de conciencia. No les deis más poder para bien o para mal y agradecedles las lecciones, percepciones y crecimiento evolutivo que obtuvisteis, y liberadlos en la nada que realmente son.

 

Aprended a ver a través de todas las apariencias materiales y en la realidad más profunda que subyace. Si veis a alguien robando, no juzguéis a la persona como mala, sino entended que como en realidad esa persona es un Ser Divino, él o ella están llevando sin saberlo un deseo de totalidad y completitud que en su estado limitado de conciencia están interpretando como el derecho a cualquier cosa que necesiten o quieran.

 

Esto no significa que a los que viven en un estado de conciencia no evolucionado se les deba permitir hacer lo que les plazca. La evolución espiritual implica lecciones en todos los niveles de conciencia, lo que para algunos puede significar que la lección que necesiten sea la cárcel.

 

Practicad la unidad en todo momento: un destello de conciencia sin palabras al entrar en una habitación, al llegar a vuestra oficina, al fregar los platos, etc. Cada vez que contestéis al teléfono, recordad que Dios es la persona que está al otro lado, o cuando conduzcáis, recordad que Dios es todos los demás conductores de la carretera. Manteniendo una pequeña parte de vuestra conciencia siempre centrada en la verdad, pronto se convierte en vuestro estado de conciencia, en vuestra vida y en vuestra realidad.

 

Somos el Grupo Arturiano. 29/1/23

 

Traducción: PEC